jueves, 30 de abril de 2009

El espíritu de la pintura china.






La pintura china es una de las muestras más completas de paisajismo en la cultura pictórica mundial y es sobre todo, en un sentido más amplio, uno de los mejores ejemplos del arte de la pintura. Su expresividad y su destreza poseen un grado de maestría más allá de la técnica. Cuando uno dice más allá de la técnica se refiere a esa capacidad de mostrarnos un paisaje único en la pintura, pero tan similar a algún paraje real que podríamos pensar en la pintura al aire libre, es decir, copiar un paisaje real y crear una imagen pictórica con sus cualidades plásticas. Pero no es ese el caso en estas pinturas. Son un paisaje interno del pintor.
Es importante resaltar en este caso que la técnica pictórica es un instrumento y no una finalidad, aunque la expresividad sin esa técnica no es posible.
El pintor chino era poeta porque este arte reúne a la poesía, a la pintura y a la grafía. Al igual que los códices medievales, la pintura china combina varias artes. La grafía o la escritura jeroglífica, que exije una destreza en la línea y que, además, es una especie de dibujo. La poesía, que resulta ser el significado de la grafía y donde se requiere de una especial condición espiritual para captar el ritmo del mundo a través del momento, como si trasmitir ese momento significara el sentido del mundo. La pintura propiamente, que mediante la línea, al igual que la escritura pero con una riqueza de trazos innumerable, que son la delimitación de la forma, completa el momento haciéndolo imagen plástica. El momento se convierte, así, en una especie de espacio cúbico no plano, aunque se sostenga sobre el papel, y allí se da la maravilla de la vivacidad del conjunto. Lograr eso para el pintor chino significaba la gloria y si ello era posible mediante la pincelada única, es decir, un trazo contínuo, era la gloria suprema.
"Los antiguos pintaban árboles en grupos de tres o cinco, e incluso nueve o diez juntos. Estaban dispuestos de tal modo que se erguían en direcciones diferentes, con claros y oscuros a alturas diferentes, dando la impresión de estar vivos." Shih Tao (1.641-1.717 d J.C.) Citado por Luis Racionero.

Ricardo Chitty

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...